Mostrando 49–96 de 136 resultados


Tipos de vino blanco

Los vinos blancos se elaboran con uvas de pulpa blanca o uvas tintas con piel verde. Los tipos de uvas utilizadas para hacer vino blanco son variados, y algunos de los más comunes son el Chardonnay, Sauvignon Blanc, Riesling y Moscatel.

Los vinos blancos se dividen en varias categorías según su estilo y sabor. Algunas de estas categorías son:

Vinos blancos secos:

Son los vinos blancos más frecuentes y se caracterizan por ser una opción ligera y fresca. Algunos ejemplos de vinos blancos secos son los Chardonnay y los Sauvignon Blanc.

Vinos blancos dulces:

Estos vinos tienen un sabor más dulce debido al contenido de azúcar residual en el vino. Algunos ejemplos de vinos blancos dulces son los Riesling y el Moscato D´Asti.

¿Qué vino blanco escoger?

Al elegir un vino blanco, es importante tener en cuenta tus gustos personales y el tipo de comida con el que deseas maridarlo.

Si prefieres los vinos blancos secos, prueba un Chardonnay o Sauvignon Blanc. Si te gustan los vinos blancos más dulces, opta por un Riesling o Moscatel. También puedes considerar la región de donde proviene el vino, ya que esto puede afectar su sabor y estilo.

Cata y maridaje de vinos blancos

Cuando se trata de catar vinos blancos, es importante considerar el color, el aroma y el sabor del vino. Los vinos blancos suelen tener colores que van desde el amarillo pálido hasta el dorado oscuro, y pueden tener aromas que van desde cítricos y herbáceos hasta florales y afrutados. En cuanto al sabor, los vinos blancos secos suelen tener un sabor más agrio, mientras que los vinos blancos dulces pueden tener un sabor más afrutado y dulce.

En cuanto al maridaje, los vinos blancos se pueden combinar con una amplia variedad de alimentos. Los vinos blancos secos van bien con pescados, mariscos y ensaladas, mientras que los vinos blancos más dulces pueden combinarse con postres o quesos fuertes. Te damos unos ejemplos

  • Chardonnay: Este vino blanco seco y afrutado combina muy bien con platos de mariscos, como langostinos y gambas, así como con platos de pasta y arroz.

  • Riesling: Este vino blanco dulce tiene notas florales y afrutadas que lo hacen perfecto para maridar con postres, como tartas de frutas y helados.

  • Moscatel: Este vino blanco dulce y aromático combina muy bien con quesos suaves y platos picantes, como la comida tailandesa o india.

Los vinos blancos son una excelente opción para disfrutar en cualquier ocasión. En nuestra tienda tendrás acceso a una amplia selección de vinos de diferentes regiones y variedades de uvas. Al elegir un vino blanco, considera tus gustos personales y el tipo de comida con el que deseas maridarlo. Y no olvides que experimentar con diferentes maridajes puede llevarte a descubrir combinaciones sorprendentes y deliciosas.

Suscríbete a la newsletter y recibe las ultimas noticias100% gratuito y te puedes dar de baja cuando quieras





*Comprueba que has rellenado todos los campos correctamente.
Tu email se ha guardado con éxito.